Blog | Cuidados en el Alzheimer durante el verano

Un año más tenemos el verano y las vacaciones aquí y, también un año más, nos preocupa la conciliación ocio-cuidado de un familiar con Alzheimer.

¿Es incompatible disfrutar del verano a la vez que cuidamos de una persona con demencia? América Morera, subdirectora de la Unidad de Atención Diurna, asegura que “lo más importante es adaptarse a las necesidades y capacidades de cada persona, sin renunciar a las vacaciones. Se trata de ajustar nuestro tiempo, recursos y energía a la nueva situación para que el verano pueda ser un tiempo de descanso y confort para todos”.

Aún así, debemos ser conscientes que pasar más momentos con nuestro familiar con Alzheimer requiere una buena planificación familiar y tener en cuenta diferentes situaciones para asegurar el bienestar de la persona y el nuestro como cuidadores.

5 consejos para cuidar de una persona con Alzheimer durante el verano

1. Mantener la actividad cognitiva y física diariamente. Establecer una serie de pautas o actividades cotidianas haciendo que la persona participe en tareas sencillas como poner la mesa o jugar una partida de dominó. De esta manera podemos evitar situaciones de ansiedad o estrés generadas por un exceso de estímulos. En Ace también ponemos a disposición de las familias recursos para ejercitar la cognición.

2. Cuidado con la deshidratación y los golpes de calor. Las altas temperaturas pueden causar una pérdida de líquidos y sales minerales. En personas con demencia es habitual que tengan menos sensación de sed o no recuerden cuándo han bebido, por tanto, es especialmente importante que los cuidadores estén atentos para asegurar que mantienen hábitos y rutinas saludables. Algunos consejos que damos desde Ace son beber agua de manera habitual, no salir a la calle durante las horas de más calor o vestir ropa ligera.

3. Cuidar la alimentación. El verano puede venir acompañado de una relajación en las comidas. Es importante que las personas con demencia o Alzheimer no vean muy alterada su rutina de alimentación. Es importante no comer platos muy contundentes ni calientes, se recomienda comer mucha fruta y verdura fresca.

4. Entornos conocidos y ambientes relajados. Son los más adecuados para una persona con Alzheimer para que pueda sentirse cómoda evitando las situaciones de peligro y desorientación. También se recomienda que estén acompañados en todo momento, especialmente en espacios abiertos como la playa o el parque.

5. Disfrutar de tiempo de calidad. Es normal que los cuidadores se sientan desbordados en momentos determinados, por eso, pedir ayuda a tiempo es siempre recomendable. De esta manera podremos descansar, realizar actividades diferentes y que nos apetezcan y disfrutar de ratos para cargarnos de energía.

¡Desde Ace Alzheimer Center Barcelona os deseamos un muy buen verano!

DEPARTAMENTO DE COMUNICACIÓN DE ACE ALZHEIMER CENTER BARCELONA

También te puede interesar ...

BLOG | La genética del Alzheimer

17/02/2021Sensibilización
Todas las enfermedades tienen un componente genético cuantificable, y la enfermedad de Alzheimer no es una excepción. Hoy por hoy, es posible diferenciar, genéticamente, dos formas de la enfermedad: mendeliana y compleja.