La fundación:
Sala de prensa

NOTA INFORMATIVA
Barcelona, 10 de julio de 2019

 

Recomendaciones para afrontar las altas temperaturas

 

LOS EXPERTOS ALERTAN DE LA IMPORTANCIA DE PROTEGER A LAS PERSONAS CON ALZHEIMER ANTE LA OLA DE CALOR

 

•    Las personas con demencia se ven especialmente afectadas por las altas temperaturas y corren el riesgo de sufrir deshidratación durante la temporada de verano, especialmente frente a la ola de calor

•    Los expertos aconsejan a los cuidadores mantenerse alerta durante estos meses y asegurarse de que los afectados se mantienen hidratados y no se exponen al sol durante las horas de más calor


 

Ante la reciente oleada de calor y la llegada del verano, los expertos de Fundación ACE- Barcelona Alzheimer Treatment & Research Center, entidad dedicada al diagnóstico, tratamiento e investigación de Alzheimer y otras demencias, alertan del riesgo que las altas temperaturas suponen para las personas que sufren demencia. 

La deshidratación es uno de los principales peligros para las personas con Alzheimer, puesto que es frecuente que estas no ingieran suficiente agua o estén expuestas al sol durante más tiempo del que sería recomendable. 

Natàlia Tantinyà, responsable de enfermería de la Unidad de Atención Diurna de la entidad, insta a los cuidadores a prestar especialmente atención a las personas con demencia y a asegurarse de que estos mantienen hábitos y rutinas saludables para hacer frente al calor. 

Comprobar que las personas afectadas beben agua de manera habitual, no salir a la calle durante las horas de más calor —como por ejemplo el mediodía o las primeras horas de la tarde—, evitar las comidas demasiado calientes y vestir ropa fresca, son algunas de las pautas que los profesionales aconsejan seguir para evitar la deshidratación u otros problemas de salud derivados de las temperaturas elevadas.  

Es habitual que las personas con Alzheimer no recuerden cuál es la última vez que han bebido agua, o que tengan menos sensación de sed y que, además, hagan una dieta poco variada. Según las rutinas diarias de cada uno, hay que asegurar que se toman las medidas adecuadas para prevenir los golpes de calor, sobre todo en los días en los que las temperaturas son más elevadas y, muy especialmente, durante las olas de calor”, asegura Tantinyà. 

La deshidratación o los golpes de calor se pueden manifestar en síntomas como el dolor de cabeza y el mareo, la respiración y la frecuencia cardíaca aceleradas o, incluso, en alteraciones en el comportamiento. Es por eso que, en el caso de las personas con demencia, resulta esencial que sus cuidadores y su entorno más cercano preste atención a la posible aparición de estos síntomas y, enseguida que detecte algún indicio, pueda tomar medidas y, si procede, avisar a los servicios sanitarios.

 

 

También te puede interesar ...

Fundació ACE y joyas Majoral lanzan la pulsera solidaria Instant

30/05/2019Sala de prensa
Fundación ACE y la firma de joyas Majoral lanzan la pulsera solidaria Instant, una joya de inspiración mediterránea cuyos beneficios se donarán a la investigación del Alzheimer y otras demencias.

Categorías