Qué hacemos:
Psicología médica

En Fundación ACE disponemos de uno de los registros más grandes de Europa que incluye información neuropsicológica de más de 15.000 personas con diferentes alteraciones de memoria. Estas personas han sido evaluadas neurocognitivamente en la Fundación, y muchas de ellas reevaluadas, a lo largo de los años.

Gracias a esta serie de evaluaciones, queremos identificar subgrupos de pacientes de acuerdo con su evolución en el tiempo, asumiendo que no todo el mundo presenta una evolución idéntica, a pesar de sufrir la misma enfermedad. Poder definir estas subpoblaciones e identificar los factores predictores y de pronóstico, nos facilitará en el futuro poder disponer de intervenciones más específicas, no sólo desde una perspectiva exclusivamente médica, sino también psicológica y social.

Desde el equipo de Psicología Médica hemos comenzado también una línea de investigación basada en las afectaciones neuropsiquiátricas que afectan a las personas con alteraciones cognitivas. El estado de salud mental de las personas influye sin duda en sus capacidades cognitivas, pero en el caso de las personas afectadas por problemas de memoria, en todas sus fases, desde los estadios más pre-clínicos hasta la demencia manifiesta, puede estar impactando de manera no siempre conocida. El objetivo de esta investigación es el de poder identificar el rol concreto que pueden tener estas alteraciones neuropsiquiátricas en la evolución de la enfermedad.

La evaluación de las funcionas neurocognitivas y, en concreto, las herramientas que son empleadas por esta evaluación, ha sido siempre uno de los motivos principales de investigación del equipo de neuropsicología de Fundación ACE, con el afán de proporcionar, no sólo nuevas y mejores herramientas de evaluación, sino de identificar también aquellas que permiten detectar la enfermedad de Alzheimer en sus fases prodrómica y preclínica. Esta investigación ha motivado, y continúa motivando, una parte relevante de nuestra actividad científica.

En todos los ámbitos de investigación trabajamos para que, en nuestros proyectos de investigación, se establezcan las interacciones necesarias con otros departamentos. Esto está permitiendo generar investigación conectando el conocimiento de la neuropsicología con la genética, la neuroimagen o la bioquímica. En este sentido destacamos, por ejemplo, una interesante línea de investigación basada en la identificación de marcadores genéticos relacionados con las funciones neuropsicológicas.

Muchas de estas líneas de trabajo están suponiendo trabajar bajo un paradigma de participación activa de la persona con Alzheimer, con el objetivo de facilitar un cambio de enfoque sobre el diagnóstico. De este modo, se ha pasado de una investigación basada exclusivamente en los estadios avanzados de la enfermedad, a abordar también los estadios tempranos de la misma. Por ejemplo, en uno de los estudios más relevantes que tenemos en marcha, el Fundació ACE Healthy Brain Initiative (FACEHBI), se pretende el seguimiento de 200 personas sin deterioro cognitivo, pero que manifiestan tener pérdidas de memoria. Este proyecto de investigación, que ha producido ya relevantes publicaciones científicas permitirá mejorar la atención y el tratamiento precoz de estas personas, así como proporcionar la oportunidad, si se tercia, de participar en ensayos clínicos que investiguen la eficacia de nuevos medicamentos para hacer frente a la enfermedad.

Finalmente, se tiene que mencionar el que es sin duda nuestro proyecto más veterano, puesto en marcha en 1991: el Programa de Psicoestimulación Integrada (PPI). Se trata de un proyecto que tiene como objetivo analizar los efectos beneficiosos de la estimulación cognitiva en personas con demencia en fase leve. Hasta el momento, han participado en este momento más de 1.800 personas.